Contáctanos Telf. (01) 610-7707 RPC 967 788 717

Misioneros que van

 Se denominan “Misioneros que Van”; a los jóvenes que dejan sus hogares y familias para servir voluntariamente en diferentes lugares (campos misioneros) durante un año.

Misionero, éste es el más honrado título que podemos tener aquí en la tierra. Los misioneros son elegidos y enviados por Dios, en un mundo obscurecido por el pecado,  para la salvación de los pecadores. Su tarea es predicar el mensaje del Evangelio de Jesucristo a las personas que se pierden en el mundo de la oscuridad, sin saber el camino de la salvación.

“Todo aquel que invocare el nombre del Señor será salvo”. ¿Cómo, entonces, pueden llamar en quien no han creído? ¿Y cómo pueden creer en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin que alguien les predique? ¿Y cómo pueden ellos predicar sino son enviados? Como está escrito, “Qué hermosos son los pies de aquellos que traen buenas noticias!” (Romanos 10:13-15).

Jesús dice a sus seguidores, “Id, pues y haced discípulos a todas las Naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que yo te mandé; y yo, estoy con ustedes siempre, hasta el final del mundo.” (Mateo 28: 19-20).

Dios quiere terminar la obra del evangelio tan pronto como sea posible y te hace una pregunta, ” ¿A quién enviaré? ¿Y quién irá por nosotros?” Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.” (Isaías 6:8)

“¡Una Vez  Misionero,  Siempre Misionero!”

Imagen1

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

 

4 thoughts on “Misioneros que van

  1. Ha de acelerarse la llegada de nuestro señor Jesucristo; como me gustaría que todos los jóvenes tengamos ese espíritu y el amor de ganar almas para cristo, la verdad es que los ángeles aportaran grandemente para acelerar la llegada de nuestro grandioso señor Jesucristo, hay que abrir nuestro corazón al señor para que nos use de cualquier forma para llegar a muchas almas sedientas de pan y nuestro mayor objetivo es participar de ello de lo contrario nos perderemos o sufriremos una muerte espiritual, queridos amigos es el momento mas importante de la historia y no hay que desaprovecharlo, Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad. Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.
    cuando ganamos almas para dios es donde sobre abunda la gracia y mediante la gracia podremos confirmar la ley y al confirmar la ley estarán limpias vuestras ropas para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.

Deja un comentario